Proponen hasta 30 años de cárcel por manejo ilegal de armas

México avanza en el marco legal, pues el día de hoy, Senadores del PRI, PAN y PRD presentan una iniciativa para endurecer las sanciones por el manejo ilegal de armas, lo que incluye un castigo de 30 años de cárcel por el ingreso ilegal de artefactos al País.

El proyecto reclasifica las figuras penales e incrementa las sanciones económicas por la portación, posesión, almacenamiento, compraventa, tráfico, transportación, uso y destino de armas de fuego, explosivos y accesorios de manera ilegal.

Los legisladores explican que la reforma también pretende disminuir la opacidad y transparentar la aplicación de criterios en el otorgamiento de licencias y permisos para la posesión y portación de arma de fuego, explosivos y accesorios.

Según la iniciativa, el marco legal vigente pone en riesgo la vida, el patrimonio y la seguridad nacional, ya que provoca la integración discrecional de averiguaciones previas y carpetas de investigación.

“En consecuencia, tenemos delincuentes que portan, poseen, trafican, transportan, venden y compran armas de fuego, explosivos y accesorios que se encuentran en libertad bajo caución, ante la falta de sanciones”, explicaron.

De acuerdo con el proyecto, las leyes vigentes son permisivas, laxas y permiten la aplicación de criterios que han derivado en el incremento de dotación de armas al crimen organizado, a través de redes de corrupción.

“Hoy la legislación es laxa para su portación y control. Las personas que han sido aprendidas por portar un arma calibre 22, 25, 28 o 32 pueden salir en libertad tras pagar una multa de 2 mil pesos”, alertaron.

Los senadores proponen castigar con una pena de entre 7 y 15 años de cárcel la portación, fabricación, importación o acopio de instrumentos que pueden ser utilizados para agredir.

Esa misma sanción aplicará para la portación ilegal de armas, dependiendo del calibre.

El acopio podría castigarse con entre 5 y 10 años de prisión, pero se incrementará hasta 15 años en función del tipo de armamento.

Los senadores proponen dar hasta 30 años de cárcel al que introduzca armas de fuego de manera clandestina en territorio nacional.

También se plantea derogar un apartado en el que se establecía la aplicación de sólo una multa al extranjero que incurriera en esa falta por primera ocasión.