Como recuperarte pronto de una Cesárea - Mi Maravatío

Como recuperarte pronto de una Cesárea

Una mujer que dio a luz por cesárea debe recordar fue sometida a una cirugía mayor abdominal y que requiere cuidados muy estrictos, aunque tu bebé te pida toda su atención para cuidarlo.

Es importante tener paciencia en las primeras semanas, cuidarte, no hacer esfuerzos y pedir ayuda cuando lo necesites.

La siguiente información te ayudará a recuperarte de una forma más rápida y así podrás dedicarte en tiempo completo a tu bebe.

  1. Camina sujetada del brazo de alguien

Trata de hacerlo de la forma más erguida posible. Puede resultar imposible al principio, pero recuerda que cuanto más recta sea la postura que adoptes, más rápida será la recuperación.

  1. No hagas esfuerzo y pide ayuda.

Es importante que descanses el mayor tiempo posible, no subas o bajes escaleras ni cojas peso. Pide a alguien que te dé a tu bebé cuando quieras tenerlo en brazos o darle el pecho, y si ciertas tareas como acostarle en su cuna o bañarle te requieren forzar posturas, es mejor que por el momento se encargue otra persona de hacerlas.

  1. Protege tu abdomen.

La cicatriz de la cesárea tarda aproximadamente diez días en curarse, por eso es muy importante extremar los cuidados de la zona durante esos días para evitar complicaciones, infecciones o que la herida pueda volver a abrirse.

  1. Cuida tu alimentación.

Ponerte en pie y caminar te ayudarán, pero también ingerir mucho líquido y llevar a cabo una dieta saludable y rica en fibra. Cuidando tu alimentación podrás combatir las molestias y recuperar el ritmo intestinal lo antes posible.

  1. Lava a diario la cicatriz y sécala bien.

El cuidado más importante que requiere la cicatriz de la cesárea es la higiene diaria. Cuando te duches cada día recuerda lavar bien la cicatriz con agua y jabón de PH neutro.

Sécala después muy bien con ligeritos toquecitos y, a no ser que tu médico te haya recomendado otra cosa, no será necesario que la cubras con ningún apósito.

  1. Utiliza ropa cómoda.

Huye de elásticos, prendas ajustadas y botones que puedan clavarse en tu cicatriz. Es preferible que durante los primeros días optes por prendas holgadas que se aten con lazo o por vestidos anchos.

  1. Seguridad y comodidad también a la hora de dar el pecho.

Los primeros días puede que te sientas incómoda y te cueste encontrar la postura correcta para dar el pecho sin dolor. Apoyar al bebé sobre el abdomen puede resultar doloroso y la imposibilidad de moverte con libertad, hace difícil encontrar una postura en la que te sientas cómoda.

Si esto ocurre prueba a dar el pecho tumbada o ayudándote de una almohada o cojín de lactancia. La sensación de tener protegida la zona abdominal y la cicatriz te darán una mayor tranquilidad aparte de permitirte apoyar al bebé sobre el cojín sin molestias para ti.