Emilio "El indio Fernández" inspiración del Oscar

Emilio “El indio Fernández” inspiración del Oscar

La presea más codiciada del séptimo arte comercial, el Oscar, ese que lleva un baño de oro de 24 kilates fabricado en metal de Britania y que año con año se reparte por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, pero ¿Cuál es la historia que hay detrás de su origen?

De las historias que más circulan es que el actor y cineasta Emilio “El Indio” Fernández posó desnudo para que pudiera hacerse la estatuilla favorita de Hollywood, sin embargo esto no ha sido comprobado hasta el día de hoy.

En 1928 el director de arte en jefe del estudio Metro-Goldwyn-Mayer necesitaba un modelo para realizar el trofeo que empezaría a darse en la ceremonia de la Academia, Dolores del Río, que era cercana a Gibbons –y posteriormente su esposa en 1930– se supone que sugirió a que su amigo “El Indio” fuera el modelo en cuestión.

Fernández se encontraba en esos años probando suerte en Hollywood, después de que abandonara México por problemas con la clase política, aunque volvió a la nación azteca en la siguiente década para posicionarse como uno de los mejores realizadores del país.

Durante años ha circulado la leyenda de si el realizador mexicano pudo haber sido el modelo para que se esculpiera la famosa estatuilla; la historia está tejida entre especulaciones y memorias del siglo XX, que ala fecha no han podido ser confirmadas.

¿POR QUÉ SE LLAMA OSCAR?

A la presea no se le conoció oficialmente con el nombre de Oscar hasta diez años después, también las leyendas y mitos en torno a su título son varias y no queda claro cuál pueda ser la verdadera historia.

Bette Davis, quien fuera la primera mujer presidenta de la Academia en 1941, escribió en su biografía que ella nombró al premio en honor a su primer esposo Harmon Oscar Nelson con quien estuvo casada de 1932 a 1938.

Otra historia es que la secretaria ejecutiva de la Academia Margaret Herrick vio la presea en 1931 e hizo referencia a que físicamente la estatuilla se parecía a su “tío Oscar”, que en realidad era el apodo a su primo Oscar Pierce, además se supone que en un artículo de la revista Time de 1934, se menciona que Walt Disney agradece
por recibir su Oscar en 1932 por el cortometraje “Flowers and trees”.

La Academia no ha confirmado ni negado la historia que ronda en torno a Fernández y de cómo el nombre de la estatuilla surgió para institucionalizarse en 1939.



Departamentos Torres Sebastian