Conoce el motivo por el cual la gasolina está bajando

Conoce el motivo por el cual la gasolina está bajando

En toda la República, el litro de gasolina ha disminuido de 20 pesos a 18 y hasta 15 pesos.

Asimismo, usuarios aseguran que fue gracias al presidente Andrés Manuel López Obrador, mientras que otros afirman que es a causa de las afectaciones económicas que ha dejado el Coronavirus.

En Michoacán se han detectado gasolineras que venden el hidrocarburo en 17.89 pesos, mientras que en Lázaro Cárdenas ha bajado hasta los 15.88 pesos.

Sin embargo, la razón por la que bajó el precio es porque el petróleo registró el pasado lunes una caída que afectó sus costos en los mercados internacionales.

Los precios del combustible que observan los consumidores finales en las estaciones de servicio están conformados de cinco componentes:

• Referencias internacionales de los precios de la gasolina.

• Tipo de cambio

• Costos de logística.

• Impuestos.

• Margen de ganancia de las estaciones de servicio.

En el primer caso, los precios del petróleo han caído desde el 6 de marzo un promedio de 30 por cierto este desplome fue derivado de un desacuerdo entre los principales productores de crudo, por reducir la producción ante un entorno de menor demanda por la pandemia de Covid-19, lo que provocó una sobreoferta.

En el caso del tipo de cambio, el precio de petróleo se fija en dólares, por lo que una depreciación del peso frente a esta moneda, implica un mayor costo por barril de crudo, sin embargo, aunque el dólar ha aumentado mucho de precio, esto se ve compensado por la fuerte caída en la precio del petróleo.

El costo de logística es otro de los factores que influyen en el precio de las gasolinas. En México se tiene que importar 70 por ciento del volumen consumido, lo implica que tenga que viajar en buque tanque, descargarse en un puertos, almacenarse, y después transportarse por pipas o ducto a una terminal para recorrer lo que en el sector se conoce como la última milla, es decir el punto de venta en las estaciones de servicio.

Además, los mexicanos pagamos impuesto por la gasolina que consumimos: Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) Federal que es determinado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, establecido cada semana, de acuerdo al tipo de cambio, precios de referencia internacionales del petróleo y costos logísticos.

El IRPS es un impuesto indirecto, lo que quiere decir que se transfiere a los clientes cuando compran gasolina. También se paga un IEPS estatal; una cuota fija para un año, y que se actualiza de acuerdo a la inflación, así como otro IEPS por emisiones CO2, que es un impuesto al carbono y es aplicada a las emisiones de gases efecto invernadero, así como el Impuesto al Valor agregado (IVA).

Actualmente no existe ningún estímulo al IEPS, y dicho por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, “un estímulo es la forma elegante para decir que hay un subsidio y lo único que hacemos nosotros en la medida que el precio de las gasolinas va disminuyendo, el estímulo va disminuyendo también, lo cual quiere decir que el subsidio va disminuyendo, entonces el precio de la gasolina está así, la referencia sube y baja y el IEPS sirve como un colchón”.

En cuántos las ganancias de las estaciones de servicio es necesario tomar en cuenta los factores anteriores así como los costos financieros y operativos (como gastos regulatorios y administrativos) de cada estación de servicio, como el transporte del combustible desde la terminales de almacenamiento a las estaciones de servicio que puede variar de acuerdo la lejanía entre estas.